Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Meneame Compartir en Tumblr


EL TOCHO
#217 – Soy tan bohemio que…
Martes 1 de mayo de 2012, 20:06

Voy a ser breve; Instagram convierte todo lo que toca en morralla gafapasta genérica.

¿Sabéis qué? No, no voy a ser breve.

Veréis, yo soy una persona tolerante. No soy particularmente sectario en ninguno de los arquetipos a los que respondo, más al contrario, intento activamente que los demás entiendan cada minoría a la que pertenezco. Soy un friki, pero no considero que ser un friki sea una especie de privilegio adquirido, ni mis coetáneos una sociedad con estándares en la que sólo aceptamos a los que saben hablar al menos un idioma ficticio o algo así. Es por ello que cuando la moda, la sociedad y la propia cultura contemporánea empezaron a endiosar al geek, a considerar al friki un miembro admirable de la estructura, a entender incluso que el interés por la tecnología no solo no era despreciable sino que era algo admirable… bueno, sinceramente, me alegré.  ¡Empezábamos a ser seres respetados! Eso sí que era una novedad.

Ni siquiera me molestó que los mismos que me marginalizaron cuando tenía 13 años aspirasen a convertirse en lo que yo era cuando tenía 25, y lo que es más, intentasen explicarme cómo serlo. Dí la bienvenida con los brazos abiertos y todo mi entusiasmo a quienes abrían sus mentes a series de ficción, libros de fantasía y blogging como hobbies legítimos de los que también ellos querían formar parte.

Pero cuando llegaron las gafas de pasta sin cristales, la hoja de cálculo en el iPad, la camiseta de un superhéroe que no te gusta encima de otra de manga larga y la foto del almuerzo en Instagram, a mi me perdieron.

El geek de guante blanco se ha convertido en el héroe improbable del siglo XXI, un ideal que mezcla a partes desiguales al friki de toda la vida con el hombre anuncio que se supone que debemos ser, acaso la extraña suma de la imposición publicitaria y la cruda realidad de quienes seríamos si nos dejaran serlo en paz o, como es el caso de la mayor parte de los frikis de antaño que conozco, si sencillamente no tuviésemos mecanismos apropiados para entender la presión de la estructura social. Alrededor de esta nueva figura sí se han creado toda una serie de normas y convenciones tácitas, creando lo que a todos  los efectos es una tribu urbana, algo que los que crecimos bebiendo una subcultura distinta cada mañana al desayunar nunca hicimos. Os desafío a encontrar una chica que en su Twitpic tenga una foto de sí misma con gafas de pasta pero no una de sus pies. Muy lejos ya del friki tradicional, esta nueva civilización llena nuestras calles, esperando el siguiente hueso que la moda quiera lanzarle y mirándonos raro a los que seguimos prefiriendo una partida de Gears a una tarde de Starbucks.

Confieso que el resultado de este extraño proceso evolutivo me irrita; es ese geek moderno, ese tipo artísticamente inquieto y supuestamente bohemio que pasea por tu barrio, permanentemente de camino a una reunión, que está deseando ver la película de Avengers aunque nunca ha tocado un cómic ni con un palo, que considera a Steve Jobs un visionario pero ni le suena Grace Murray Hopper y que, insisto, lleva gafas negras feas a pesar de que tiene la vista de un puto halcón. Es con esta nueva figura con la que me siento defensivo; nosotros llevábamos gafas feas porque no veíamos una puta mierda. Y se reían de nosotros por ello.

Ese tipo ya podría usar Instagram para Android si quisiera, aunque me temo que eso es de pobres.

Os dejo por ahora; como os dije el Viernes, escribo esto desde el pasado. En el momento de la publicación de la tira estoy probablemente tendido en la cama, destrozado tras un puente muy completo, pero ahora, mientras escribo estas líneas, estoy en casa a punto de cenar, cinco días antes. La previsión de que tenía que cumplir con mis compromisos XDComiqueros me ha obligado a pasar todo el día frente al ordenador, salvo el rato que he dedicado a hacer footing. Estoy hasta los huevos de la pantalla, huelo a muerte y decepción y tengo un dolor de cabeza que parece dos. Ni siquiera Instagram podría ocultar mi realidad actual; en realidad no puede ocultar la realidad de nadie. Sólo es una herramienta que puede ponerle un filtro genérico y de moda, y recordad; cuando tienes un martillo, todos tus problemas parecen clavos.

Monroe
COMENTAR

Nombre

Email

Web (opcional)
Mensaje

Panov
Martes | 01/05/2012 | 18:12

Primer otra vez

Panov
Martes | 01/05/2012 | 18:12

Mierda… el Lethani…

Orestes
Martes | 01/05/2012 | 18:33

¿No sería posible que las viñetas apareciesen junto al Tocho en el RSS? Que sí, que no me cuesta tanto entrar en la web desde el lector de RSS a mirar la viñeta, tiene hasta sus ventajas, veo los comentarios de la gente. Pero tiene sus desventajas, siempre veo un omnipresente “Primer” y yo no soy quien tiene que aguantar a esos plastas.

Luxmas
Martes | 01/05/2012 | 18:55

Y habrá gente que después de este magistral tocho dirá que os falta práctica…

Draug
Martes | 01/05/2012 | 19:02

¿Insta-qué? Ahora en serio: no, no uso Instragram. No tengo un móvil ultrachulo de nueva generación para bajarme un programita que me permita convertir una foto en una gafapastada. Pero sí es verdad que he visto ejemplos reales de usos de Instagram por otras personas. Y agradezco NO tener un móvil ultrachulo de nueva generación.

La creación del friki/geek como tribu urbana viene en parte ‘gracias’ al Señor Buebo y sus correligionarios, los infames artífices del Día del Orgullo del Monstruito. Es bueno que el aficionado a los cómics, juegos de rol y videojuegos deje de ser visto como un bicho raro con potencial asesino y se vea como una persona con unas aficiones, que haya una normalización. Es bueno que, gracias a esto, la “gente de fuera” se interese.
¿Qué pasa? Que algunos quieren “ir de guays”, así que tratan de imitar al friki de antaño para sentirse distintos, cuando realmente están creando una tribu urbana más. Sin interesarse realmente por eso que “les gusta a los frikis”, ellos van al Pull & Bear, ven una camiseta de Sonic y se la compran, aunque no tengan ni idea de qué es ese bicho azul con zapatillas rojas y blancas. Eso por poner un ejemplo, que también puedes ser friki y comprarte una camiseta de esas porque, además, es oficial aunque esté en un P&B (yo tengo una de manga larga del Patán de Los Autos Locos, precisamente porque me gustaba y me gusta la serie, y el dúo Pierre Nodoyuna y Patán es lo mejor de la misma).

Algunos dirán “ya, claro, te quejas porque ahora no eres tan único y especial, te molesta que otros les guste lo que a ti, ¡supéralo y madura!”. Pues no: me alegra saber que mi padre se enchufa capítulos de Galáctica por iniciativa propia y que haya visto Doctor Who lo suficiente como para decirme a la cara que no le gusta; me alegra que mi hermano tenga El viaje de Chihiro entre sus películas favoritas y que disfrute de la fantasía épica (aunque sea por influencia mía, pero es su decisión aficionarse o no, nadie le obliga)… Lo que no me alegra es que estas cosas, que surgen de forma natural o por sugerencia de gente que sabe, se conviertan para otros en una seña de identidad para “creerse más guays”. Yo nunca me aficioné a cómics, videojuegos, literatura fantástica y SciFi para sentirme diferente y guay, sino porque me gustaba (y me gusta). Puedes no ser friki e interesarte por “cosas de frikis” o no, pero no ir sin idea y apropiarte de ello. El problema es la falta de un verdadero interés, que es lo que te hace decidir si esa camiseta del tipo rubiales con martillo y casco te la compras porque realmente te gusta lo que representa (el Thor marvelita con su Mjolnir en este caso) o solo porque sigues una tendencia.

Pero al final es lo de siempre: cada cual que haga lo que quiera, que siga sus modas y tribus, o que haga las cosas por puro gusto. Y vamos a tener encontronazos unos con otros, lo queramos o no.

diquesí
Martes | 01/05/2012 | 19:09

plas plas plas plas
en serio, suscribo todo lo dicho en el tocho, sin ser yo nada de eso. Nunca me he considerado a mi mismo un geek, pero a mi alrededor salen como setaspersonas que fardan de ello y resulta que saben menos que yo sobre las cosas que dicen adorar…

Trigork
Martes | 01/05/2012 | 19:16

El tocho es casi mejor que la tira.
Y eso que la tira es cojonuda.

+12 a todo

Trent
Martes | 01/05/2012 | 20:16

Brillante. Sencillamente brillante.

Manuel D. "LLO"
Martes | 01/05/2012 | 20:23

Qué me vas a decir a mí, que vivo en Barcelona xD

(Gracias, realmente necesitaba algo así).

Eyre.
Martes | 01/05/2012 | 21:05

Genial. Impresionante. Me quito el sombrero y os aplaudo. Tanto por la tira como por el tocho.
Coincido con el primer párrafo de Draug: me asquea la gente que sólo sabe vivir dentro de sus maravillosos teléfonos móviles de última generación, y que no hacen más que “twittear” lo que están haciendo o subir fotos de “este gran momento” a donde sea. Estén solos en su casa o en medio de una conversación cara a cara.

Mis felicitaciones al guionista.

Lograi
Martes | 01/05/2012 | 21:11

“nosotros llevábamos gafas feas porque no veíamos una puta mierda. Y se reían de nosotros por ello.”
Si no estuviéramos prometidos con otra gente, te pediría que te casaras conmigo…

Shinzo
Martes | 01/05/2012 | 22:28

Pues francamente, yo no estoy totalmente de acuerdo con todo esto. Sí, está claro, me pone nervioso la tendencia sistemática de nuestra sociedad de consumición a fagocitar cualquier tendencia que empieza a atraer a un porcentaje cada vez más elevado de la sociedad para tansformarlo en un producto universalmente gris. Me recuerda a cuando te pasabas las tardes enteras pegandote ostiones con el monopatín y luego al salir de clase veías a tipos con un skate en la mano pero nunca debajo del pie. El problema es que comprarte un monopatín no te garantiza saber usarlo. Y para mi ese es el problema, la estandarización de las tendencias engendra facilidad, te compras la camiseta con la estrella amarilla y no tienes ni por qué saber quién coño era el fontanero ese gordo.

Pero por otro lado, vivimos desde que somos pequeños en este tipo de sociedad y la aparición de este tipo de gente es un síntoma más de la evolución de los gustos. No por ello nos tenemos que volver unos amargados porque hace unos años lo que nos excluía ahora supone un motivo de culto. Personalmente, imponer cánones al más estilo pureta “cuando yo lo compraba costaba diez veces más encontrarlo; mi tienda de cómics está llena de gafapasta” me parece una manera de aislarse y de negar la evidencia. Las tendencias cambian, se banalizan, pero no necesito ridiculizar a esa gente para saber que ya compraba cómics antes de que se pusiera de moda.

Lyka
Miércoles | 02/05/2012 | 01:32

Hale, me he superado a mi misma.

217 tiras (cada uno con su correspondientes Tocho®) en cosa de un día y medio. Sufriré las consecuencias de no dormir ni cinco horas… sí, miércoles festivo aquí en Madrid y yo como una pringada madrugando para irme a un punto bastante cercano a Narnia. Ugh.

Bueno, como se asume, lectora nueva, y tal, y tal. Tirando a chibi, pero lectora al fin y al cabo. A favs que ha ido directo. Da gusto que hayáis vuelto, coño. Reconozco (muy a mi pesar) que no soy especialmente gamer, je, je… pero por una u otra razón estoy absolutamente rodeada e ellos (¡sois como termitas! xD) y, aunque no de forma absolutamente directa, si me veo entendiendo más de lo que yo misma quisiera a veces aceptar. Malditos seguidores del lado oscuro y sus condenadamente deliciosas galletas. (?)

No puedo decir más sobre la tira+Tocho® que un gran: “TOUCHÉ”. Al menos por la parte que conozco directamente. Para bien o para mal, soy precisamente de la generación a la que pertenecen la mayoría de esos pseudomodernos, en su gran mayoría, sectarios de Jobs. (Ojo: que no digo que todos los amantes de Apple pertenezcan a esta subraza. Pero, por el contrario, estos sí tienden a adorar sus productos aunque en su gran mayoría no pasen del Tuenti barra Facebook barra inserte aquí red social masiva de turno.) Por tanto, aunque afortunadamente no sea uno de esos borregos (de hecho, mi móvil es un Alcatel multifunción: como cascanueces, como pelota de tenis, como martillo… McGyver haría delicias con él) mucho no puedo hablar…

En cualquier caso, algo hay que agradecer: sin ese tipo de personajillos, no nos podríamos echar unas buenas risas como las de hoy. Bueno, er, que no es hoy, es ya técnicamente ayer. Pero aún no me ido a acostar, por tanto podría contarse como el mismo día… ¿hoy es hoy? ¿O ya es mañana? Entonces, ¿soy un flashforward? ¿A qué huelen las nubes? ¿Cómo acaba Doraemon? ¿Por qué los kamikazes llevan casco?

Ay, santa Circe… creo que debo dejar de comentar a estas horas. xD

marearp
Miércoles | 02/05/2012 | 07:14

<>

xD Buenísimos tanto el tocho como la tira.

Alegrevic
Miércoles | 02/05/2012 | 09:07

Mon, te doy toda la razón del mundo. Seguir una afición debería ser porque te gusta, no porque al hacerlo sea “cool”. Yo veía anime porque me gustaba, y ahora he dejado de ver porque ya no me llama. Juego a los videojuegos que me llaman la atención, veo las series que me llaman la atención y despotrico de ellas aunque no esté bien visto.
Yo nunca pensé que ver anime, series de ciencia ficción y/o fantasía épica, jugar a videojuegos y leer libros de fantasía fuera ser una tribu urbana o merecedor de una etiqueta catalogadora. Simplemente tenía/tengo estas aficiones y ya está. No se, es como si una persona le gusta hacer manualidades y por ese simple hecho ya es definible. Siempre lo encontré absurdo.

Wargo
Miércoles | 02/05/2012 | 10:40

Malditos gafapastas…

Draug
Miércoles | 02/05/2012 | 11:03

@Shinzo

No es cuestión de volverse amargados, sino de pena, de mirar a la gente que lleva estas cosas y pensar “¿cuántos realmente saben qué significa eso?”. Sí, suena derrotista, pero tampoco se está haciendo una llamada a lincharlos en público ni a volvernos unos asociales. Lo que se está comentando es que hay un tipo de gente que piensa “ser friki es guay”.

El problema es ¿les gusta de verdad o solo van por la moda? Porque no es por nada, pero algo como ser un falso, un hipócrita, es poco más que engañarte a ti mismo, y gente que sigue tendencias porque sí y por “ser guay”, son bastante hipócritas. Un tipo de gente que no me agrada.

De nuevo: no es un llamamiento a aislarse, sino precisamente a cómo evolucionan las tendencias y cómo pueden torcerse. Por supuesto habrá gente que siga la tendencia y acabe realmente interesado, pero no hay que olvidar que en esta vida hay de todo. Y al final, cada cual hará lo que le plazca.

Azote Bezerro
Miércoles | 02/05/2012 | 11:36

Tengo casi 50 tacos y, por supuesto (o no…) no tengo nada de friki (porque imagino que la adicción a Big Bang no es ser friki…), pero comprendo cada palabra de lo que te puede llegar a molestar.
Durante toda mi vida he visto prostituir hasta las ideologías en nombre de la tendencia, he vivido la decepción punk en Galería Preciados y el convertirse en mods a verdaderos desertores del arado. Reconozco el derecho de cualquier persona a ser lo que quiera, e incluso a disfrazarse como respuesta, pero no deja de molestarme la falta de identificación real con la imagen que se pretende dar.
En el caso que te preocupa creo que la popularización de la tecnología tiene parte de culpa. Aquello de que dentro de unos años el analfabeto será el que no sepa usar un ordenador ha llevado a mucha gente a creer que, si aparentas ser un friki, se te considerará más guay que la media. Pero, si te sirve de consuelo, las gafas de pasta sin cristales no protegen los ojos del polvo…

Marcos Cueto
Miércoles | 02/05/2012 | 13:02

Ale aquí esta la entrada de blog sobre XD que dije que escribiría,¡ pasaos y comentad!

Hanna
Miércoles | 02/05/2012 | 13:11

yo me lleve una gran decepción cuando personas que siempre se han llamado “fans de los comics a morir” me describieron The Avengers como “una gran pelicula porque hay mucha gente dandose golpes sin rollo sentimental”

Hace 5 años atras, cuando me gustaban los super heroes pero no sabia nada más alla de lo que podia ver a traves de las peliculas de batman/Spiderman, probablemente habria estado de acuerdo, pero los dos ultimos años tuve la suerte de poder sumergir la punta de mi pie en el mundo de los comics y descubrir que me apasionan, y eso que apenas eh sumergido la punta de mi piecito, y eso gracias a dos amigos que me prestaron los comics y me contaron alrededor de 57 veces toda la historia del capitan america entre otros y con los que cada vez que hablo me siento una mezcla entre una inculta y un alien con deseos de absorver todo el conocimiento de sus cerebritos.

La satisfacción con la que me quedo es que yo se que mi amigo y yo disfrutamos 100 veces más de la peli cuando en “escena1″ “escena2″ paso tal y cual cosa, y “escena 3″ nos parecio algo floja por X y Z motivo, que aquellos que se formaron para el pre-estreno y no salieron con más conclusion que “mucha gente disfrazada dandose golpes” y al igual que con esto, sucede con libros, series, videojuegos, y un largo etc etc etc, de echo sucede incluso dentro del mundo laboral, en muchas carreras solo que gracias al cielo aún no se ha echo una “moda” creerse Steve Jobs. (En serio, alguno de los que lo alaban a morir y quieren ser como el se leyeron siquiera su biografía? y no la cronológica que dice que hizo en cada fecha sino la que explica quien cuernos era y cual era su personalidad?)

Marcos Cueto
Miércoles | 02/05/2012 | 13:24

Quería decir una cosa acerca del DOF. Yo pertenezco al foro de discusión donde se creo el orgullo friki y conozco un poco al señor buebo. Tengo que decir que la idea del orgullo friki no es ir de guays ,ni manifestarse, ni montar una religión, ni nada por el estilo, sino sencillamente pasarlo bien. De echo originariamente se hizo con intención de montar un día para ver si nos hacían un descuento en las tiendas de cómic. El problema es que la gente suele confundir la idea con la que se hace el orgullo friki con lo que alguna gente hace en el orgullo friki. Y yo lo entiendo, los cuatro exaltados de siempre, los que gritan, los que hacen el gili, los que quieren solo llamar la atención son los que acaban saliendo en la tele, los que la cámara saca porque esos tipos inflan las audiencias y los frikis de pura cepa que vamos a pasar el día con los amigos y a hacer alguna actividad (ver peliculas, jugar a juegos de mesa, hacer algún concursillo) pues no, no vendemos, y el Señor Buebo esta entre ellos. Así que me gustaría aclarar esto (como digo entiendo perfectamente que la gente se confunda) . Gente como la Twi Lek del reportaje de CQC, la loca de Ozzy Osbourbe y el kira exaltado del mismo reportaje no tienen nada que ver con la gente que ideo el orgullo, friki ni con la mayoría de la gente que organizamos eventos con motivo de ese día por la geografía española. Siempre hay exaltados pero la intención nunca es organizar un “día del orgullo monstruito” ni una mani ni nada por el estilo. Es más, entendemos perfectamente que haya gente que no este de acuerdo con el espíritu del día aún conociendolo, no por ello estan de menos ni nada por el estilo, sino que todo el mundo esta invitado a ir a divertirse y disfrutar de las actividades preparadas en su localidad. Personalmente en Asturias la gente que lo organizamos en Avilés estamos trabajando para dar al público el mejor evento posible y estaremos encantados de que venga todo el que quiera a las proyecciones, concursos, juegos de mesa demás

Marcos Cueto
Miércoles | 02/05/2012 | 13:25

http://enanadas89.blogspot.com.es/2012/05/xd-comics-ha-vuelto.html perdón la entrada del blo no se que diablos ha pasado XD

Megachix
Miércoles | 02/05/2012 | 15:24

Personalmente creo que esto va más allá del “qué cantidad de frikismo hay dentro de mi”. Creo que esto va de cómo los que hemos sufrido abusos por parte de los “guays” de la clase, vemos como esos mismos guays que se reían de nuestras gafas y nuestra afición a internet y a los ordenadores, hoy llevan las gafas esas, las camisetas con logos de superheroes y hablan de Steve Jobs como si fuera un dios, porque las gafas “se llevan”, las camisetas esas “estan de moda” y sencillamente los Mac son estéticamente más bonitos que los “otros”.

Y no me hagáis hablar de lo inteligentes que se creen porque tienen cuenta en twitter. Creo que esta tira habla de cómo la moda y la sociedad consumista puede prostituir la manera distinta de ver la vida que por ejemplo puede tener el llamado “friki”.

Porque los mismos guays que hoy llevan las gafas, las camisetas y los iPads siguen tratando exactamente igual de mal a los mismos “frikis”. El verdadero problema es que cuando le sugieres a uno de estos personajes que es “un friki” por lo que lleva o usa, SE OFENDE. Porque este individuo no es friki, solo sigue la moda y eso es mucho más respetable y más guay que “ser el propio friki”.

De modo que cuando ves que una persona cercana a ti usa una aplicación guarra que crea una imagen en plan Andy Warhol para ponerlo de avatar en twitter, pero cree que eres una inmadura porque te quieres ganar la vida como diseñadora gráfica autónoma, pues joroba un poquito.

chuska
Miércoles | 02/05/2012 | 16:28

Yo sobrevivo con un móvil sencillito, que llama y recibe llamadas, y SMS también! Con su mega cámara de 1.3 mpx sin flash, un tochazo vamos. Así que Instagrama no, tengo uno copia pirata del mismo instalado en el PC, Pixlr-o-matic para jugar XDDDDD

Shinzo
Miércoles | 02/05/2012 | 17:46

Lo que quería decir con mi mensaje anterior es que esto no es nuevo y más bien forma parte de la sociedad en la que vivimos. Como decía Azote Bezerro antes con el punk, las camisetas de Kiss o de Metallica ahora se venden como productos “pop”… las tendencias se uniformizan y la gente se apunta a lo que se lleva pero como dice el poeta no hay moda que cure la soledad. El caso es que me pregunto, ¿Qué más da? Me quedo con las palabras de Marcos Cueto: el día del orgullo friki se ideó para pasarlo bien entre amigos. Que salgan los cantamañanas de siempre agenciándose algo que desconocen completamente no puede arrebatarme el hecho de que ese día me vaya con loramigos a mi tienda de cómics favorita y nos pasemos la tarde discutiendo sobre si Punisher es un superhéroe o no.

En todo caso, lo que de verdad me preocupa es que las grandes licencias, viendo la enorme cantidad de dinero que se pueden hacer seduciendo a este tipo de público clónico, comiencen a bajar el listón de las tramas o adapten a los personajes para que estos empiecen a parecerse a sus nuevos lectores, por ejemplo Peter Gafapaster AKA el nuevo hombre Macaraña. Ahí ya podríamos empezar a coger las antorchas.

Garrax
Jueves | 03/05/2012 | 01:53

Honestamente primera vez que escucho de instagrama. Los smartphone ni me van ni me vienen. Prefiero no estar “conectado” todo el puto dia.

Panov
Jueves | 03/05/2012 | 08:19

Ser friki no tiene nada que ver con llevar gafapasta ni camisetas… Yo jugaba al Rune Quest hace 20 años, he fabricado mi propio bloque de refrigeración líquida para el procesador y nunca he visto a nadie superar mi marca de 1:38 en Superpi con un AMD Duron 1400…
Y si me ves por la calle… solo soy un padre de familia mas y no soy muy de comics…
Ser friqui es el resultado final de ser tu mismo… la ropa, movil, tener 1000 comics, o saber cuantos años tiene un Ewook solo mirandole a los ojos solo son los síntomas visibles…

A mi me parece igual de friqui saber en que número se le ven las bragas a Jane que saber que motor tiene un Mustang del 95

Draug
Jueves | 03/05/2012 | 08:38

@Marcos Cueto y @Shinzo

El Día del Orgullo del Monstruito nació como una broma que se tomó demasiado en serio. Y lo siento, el DOF lo voy a seguir llamando DOM porque es lo que parece. ¿Que hay quien lo ha desvirtuado? Pues sí, seguramente, pero tampoco se hizo nada para que se retomara el cauce correcto, si es que alguna vez hubo alguno.

Si hay gente que ahora quiere y va a limpiar la imagen de ese día, perfecto, pero yo ya lo digo, como con cualquier día del orgullo: no necesito un día específico en el año para demostrar lo que soy durante todo ese año ni para divertirme y compartirlo.

Megachix
Viernes | 04/05/2012 | 06:23

@Panov Eso lo sabemos tu, yo y la gente con dos dedos de frente. Tu llámale friki a un hincha del Barça o a una fashion girl a ver qué pasa.

Scullywen
Domingo | 06/05/2012 | 06:12

El mejor tocho hasta la fecha. Increíble cómo os superáis día a día.

Anamarek
Miércoles | 09/05/2012 | 02:49

Yo también odio instantgram pero además como intrusista profesional. Hace engrandecerse a ese grupo de pretendidos fotógrafos. Sí, de esos que se compran una cámara de 3000€ para usarla en automático. Antes los niños pijos se conformaban con restregarte la pasta que tenían y se reían de ti por tener cultura. Ahora te siguen restregando la pasta pero quieren hacerte creer que tienen más cultura que tu xDD
Seré semipobre pero exijo mi derecho a ser más chula y lista que nadie!

Y sí: no veíamos la que se nos venía encima hasta que llegaron las gafas de pasta falsas a abofetearnos con su estúpida realidad.

harry haller
Jueves | 02/08/2012 | 10:23

Hola, me das tu permiso para colgar esta tira en facebook?

Mr. X
Jueves | 02/08/2012 | 16:22

Hola Harry.

Por supuesto que puedes colgar las tiras en Facebook, tienes un botón para compartirlas de hecho :D .

Mientras no las modifiques ni les hagas cambio alguno, siéntete libre de compartir cualquier tira ;) .

Raichely
Miércoles | 07/11/2012 | 00:06

Oh dios, eres mi nuevo héroe oficial. Me repatean todas esas personas que siguen la moda incluso cuando lo que este año se lleva, el anterior era odiado por ellos mismos. Principios joder. Es que ya nadie conoce esa palabra?